Falacias

El lenguaje tiene el encanto que sin ser pronunciado ya cumple su finalidad. Todo depende del interlocutor que lo utilice, si quiere hacer expreso el mensaje, si quiere mantener una atención continuada, si quiere manipular al receptor, si pretende faltar al respeto del que escucha, o pretende guardar una información para no quedar en evidencia, la falacia es el arte de decir sólo aquello que nos conviene, convertir un argumento falso en algo verdadero. Vamos el arte de transformar una información a tu conveniencia. Un te amo, por un te necesito, un te quiero por un estoy solo…una tercera edad por un anciano, bueno eso sería eufemismo, pero la falacia juega con esa línea del significado, de la semántica más bien. Lo que ocurre con el lenguaje es que hasta sin ser pronunciado comunica, transmite y te da a conocer la personalidad del interlocutor. Supongo que nos acostumbramos a decir, a hablar a comunicar, sobretodo las personas sociables, pero también nos acostumbramos a no decir, y ahora con la tecnología mejor que nunca, los valores de confianza se difuminan, se diluyen, compartimos sólo lo que nos conviene.

No contamos quién nos llama, no compartimos con quién hablamos, no compartimos qué leemos, qué vemos, qué vídeos nos han interesado, qué series, que películas, qué libros…lo tenemos personalizado en nuestro aparato electrónico. Y todo aquello que no decimos se convierte en un derecho y el interlocutor se ha de adaptar. Lo que no decimos es más extenso que lo que decimos.  Ponemos distancia, unos kilómetros de palabras, una comunicación sesgada desde el primer momento .

Y en el instante que se nos pregunta por lo que no decimos surge el conflicto o mejor una falacia, una información que no es cierta pero que para nosotros es lo que nos hace mantener lo que no decimos. Podemos hablar del tiempo, de las noticias, del vecino que no conocemos, de la amiga que aunque se muera nos da lo mismo, del hijo al que no vemos, de la madre del vecino, del presidente al que no hemos votado, del jugador de tenis al que nunca seguimos…..en fin podemos correr la cortina de humo que nosotros queramos para seguir tapando lo que no decimos. ballpen-cellphone-close-up-843266.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s