ESCOLA

Escuela. Fotografía Sylvia Vila

Hay un momento en la vida que aprendes, un lugar y un tiempo en el que la vida te coloca en una situación tan acuciante que has de cambiar, si o sí. Años de faltas de respeto, de malas praxis, de demasiadas faltas de integridad, de un no puedo mirar hacia otro lado porque existen las vidas de pequeños proyectos de personas, si existen lugares que te invitan a odiar una profesión tan admirable como es la enseñanza, un conjunto social que se envilece en el momento que see mezcan otros intereses, bien sean económicos, como personales.

Es un papel importante la franqueza, no la hipocresía, el amor no el rencor, la humildad no la arrogancia, la pobreza no el dinero, el esfuerzo no la recompensa, en una palabra los valores. 

Esos valores que en el mundo de los adultos se han diluido y se han convertido en FALSAS VERDADES para no meterte en una disputa, para no perder un salario de 3000 euros, una sociedad capitalista que rinde culto al dinero, donde el único valor es conseguirlo y mantenerlo.

La escuela ha de lidiar con la televisión, con el coche último modelo, con el último móvil que nos propone un mundo alternativo de vida, aplicaciones para jugar, aplicaciones para ligar, aplicaciones para comprar ropa, aplicaciones para fotografiar e editar las fotos, aplicaciones para no tener que interactuar con las personas, personas a las que vemos con el móvil en la mano, leemos la prensa, establecemos encuentros e incluso encontramos toda la información que queramos.

Escuela, doceo docente, educar, el amor por verlos crecer y evolucionar. Abandonas tus metas, aplazas tus propósitos para verlos crecer y cuando uno de ellos te dice estoy solito, piensas si tuvieras un móvil no te haría falta jugar a la pelota, como enseñarle a un niño de cinco años la crueldad del mundo adulto, la selección natural de los infantes, sino juegas a pelota no entras en el grupo, nosotros somos los guays y tu no estás a nuestro nivel. y solo pronuncia una palabra estoy solito. 

Una escuela idílica, en un lugar con paz, desprende mansedumbre, sobretodo gregaria, se deja arrastrar por el grupo, ya desde la infancia nos enseñan que los juegos excluyen, y te hacen sentir solito.

Y como lo explicas, como le haces ver que la lengua es importante porque incluye o excluye. Si podremos hacer una escuela más de todos,  no de grupos, sin maldad pero con mucha crueldad, pequeñas mentes inocentes que automáticamente actúan como el mundo adulto, estás dentro o fuera.

El adulto ya ha encontrado en la realidad HOBBIES, AFECTOS, APARATOS ELECTÓNICOS  que sustituten el pertenecer a un grupo o no, ya ha formado su propio grupo, rodeado de actividades que le proporcionan el placer inmediato. Cinco años son los que tiene que llegar a entender que nuestra sociedad es egoísta, egos que suplantan la solidaridad, el repeto, humildad….

Pobre escuela menuda labor tienes que hacer porque no sólo has de educar pequeños proyectos de vida sino luchar contra los vicios adquiridos de los adultos, separaciones no resueltas, envidias, rencillas, un vale todo porque quiero el coche más grande etc

y en medio de todo eso una Escuela en el Pla que es idílica, el mejor lugar para educar, el lugar emana paz y buen hacer, entrega y saber dirigir, tutelar, alentar y conservar los valores primordiales de la vida el respeto y la integridad.  Mas voluntad no puede haber, ni más entrega.

Sí Escuela de Sant Abdó i Senén. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s