Ausencias

blurred-background-cellphone-communication-1092671 (1)Vivimos a un ritmo vertiginoso, corremos a por el tren, corremos a por los niños, un beso en la comisura de los labios y volamos a nuestro trabajo, tomamos un café y ni recordamos el nombre del camarero/a que nos lo sirvió, cronometramos los segundos que tardan en cobrarnos  la comida, ahora en el momento  en el que se nos descuadre un segundo ya es irremediable, llegamos tarde e ineludiblemente alguien ha de pagar el pato.

Ausencias, sí, las tenemos constantemente, quien no ha comido con alguien que está mas pendiente de su reloj de pulsera que del plato que va a saborear, plato que fue preparado por una persona y su tiempo. Quién no disfruta del famoso Ipad, o Iphone que es omnipresente en todos los hogares, en todas las comidas y hasta en todas las discursiones , como testigo mudo, ausencias en el momento que hablas con un interlocutor y mira sin ningún recato su móbil, lo que te indica que ya no intentes mantener una conversación sana porque el canal de comunicación ha sido sustituido por un aparato electrónico, y se te contestará lo mas rápido posible, o de la forma más sutil que haga compatible la atención al aparato electrónico  y la atención a su interlocutor. Ausencias en presencias.

La tecnología es fantástica para escabulirse de un interlocutor no deseado. Una pregunta no querida, sigilosamente miramos el aparato electrónico, o simplemente nos escabullimos para poder mirarlo, y así evitamos utilizar el habla.  Antiguamente se escapaban al bar y volvían ebrios, ahora la tecnología es fantástica. Una conversación de diez minutos equivale a un buen mobil y un par de segundos.art-beach-beautiful-269583

Antes las ausencias permitían recordar noches infinitas de besos. Caricias que recorrían la piel y erizaban cada poro que la forma. Manos que se entrelazaban y cuerpos que se deseaban y buscaban en la oscuridad. Yo tengo necesidad de tí se resume en una hermosa circunferencia, al margen todos los matices que colorean esa ausencia, de escucharte -aunque no te oiga, solo la melodia de la voz me devuelve al cielo- de tenerte entre mis brazos, de olerte,de sentir tu piel en mi piel, de hacerte el amor y mirar en tus ojos….de fundirte en uno aunque por la mañana todo cambie de color.

Hoy la tecnología nos trae la película mas erótica, si queremos deseo, la más violenta si necesitamos satisfacer un acceso rápido de golpear, la romántica si nos apetece una historia de amor, una comedia si preferimos reir …en un click podemos tener lo  que pidamos. Todo visual.

Viva la tecnología porque hemos perdido la emoción de sentir, el embeleso de dos labios que se anhelan, las miradas que se buscan porque se necesitan , los abrazos que se reconfortan porque dan calidez, las piernas que se entrelazan para poseer el cuerpo amado, ¡Viva la tecnología! ahora con un emoticono todo solucionado. Pueden elegir, con un ojo guiñado, con la lengua fuera, con un corazoncito… elijan se ahorraran el abrazo, la sonrisa, el seguir con la mirada , el buscar la caricia o el enojo, el hacer una broma, el sarcasmo, la ironía, la metáfora, incluso el pleonasmo. No hará falta ningún recurso estilístico.

En un click estará todo. Viva la tecnología. Eso sí ahorrará tiempo, mucho  tiempo……tiempo de amar… y podrá disfrutar de una placentera ausencia.

 

Alicia Maravillas.

Madrid, parada del metro de Chueca. Domingo mañana, resaca de un intenso sábado ávido de conocimientos y de lugares transitados, ciudadanos que deambulan por la señorial ciudad, cada paso una historia, cada sonrisa un respiro, cada taxi un en qué le puedo ayudar, paro la carrera y le indico cómo llegar en metro a dónde usted quiera ir, callejero en mano, nada de navegador, sin prisa y con amabilidad.

Pilas cargadas de ese talante del que hospeda con la idea de que vuelvas, visitamos Chueca, una calle y en un establecimiento a pie de calle aparece un escaparate salido de Peter Pan, una anfitriona que bien recuerda a Wendy, te invita a pasar.  – ¡Acabé ayer el escaparate! Juzguen ustedes mismos.

Alicia maravillas

Pasando el umbral del escaparate pisamos un mundo de arte, nuevas creaciones, tartas de autor, bizcochos de Huevo de alien, sin forma definida pero esponjosos, no se puede decir que son bizcochos….la palabra sería corta, muy corta, y en seguida vemos el obrador. Madre e hija lo comparten, no se ensombrecen se complementan. En estos días que nadie olvide el día de su nacimiento y lo celebre por todo lo alto porque es un milagro el haber nacido, TARTAS por doquier cada vela un sueño y un deseo de compartir de estar juntos con las personas amadas. Nadie sabe que pasará mañana así que celebrar el hoy, y encima has nacido , cuarenta y tres, cuarenta y cuatro o setenta y cuatro veces soplar las velas. Un buen masaje, un añejo vino, un ordenador o unos sellos japoneses son regalos para festejar que una nueva vida vino al mundo. Una vida guiada, acompañada o criada a solas por la ausencia de la amada.

Organizan eventos, cumpleaños, celebraciones y otras fiestas, nunca imaginé que de esa novela de Lewis Carrol se gestara semejante local. Ilusión, creación y arte de manera sostenible y viable, sobrevivir en este mundo de la hostelería. Probar un delicioso desayuno o celebrar una original fiesta, todo está en manos de Alicia Maravillas, una artista de la repostería, que a las mil y una maravillas logra que tu estancia en Madrid sea inolvidable. Para que nadie se quede sin su tarta el día de su cumpleaños pasaros por la ciudad señorial y saludarla, creo que se quedó el conejo de la novela y que esconde nuevas creaciones. Tartas de autora y Huevos de alien, una atrevida e impactante pastelera.

La palabra

Como filóloga me veo en la necesidad de utilizar la palabra, escrita o hablada para llegar a quien la quiera leer. Es vital para mí expresarme, escribir y compartir. Creo este sitio como un libro, página a página, quién quiera lo lea, quién quiera lo hojee, o simplemente pase página, todo es respetable. No ha nacido para juzgar ni para ser juzgado, solo para existir, compartir y encontrar una vía de expresión, con el firme propósito de que nadie ahogue tu voz, porque todas las notas forman una canción aunque sean discordantes, graves, agudas o medias.

Docente de vocación Licenciada en Filología por la Universidad de Filología de Valencia enamorada de la palabra hablada y escrita, amante de los giros estilísticos y la lectura.

cropped-baby-baby-feet-bed-325690-1.jpg

Desde niños nos dicen qué hacer, qué decir, cómo comportarse y qué es lo correcto. Quién tiene la varita para juzgar, cada uno ha de encontrar su don y si te cuesta encontrarlo quizás es porque no has sabido mirar en tu interior, cada crítica nos hace más fuertes porque sabemos que están pendientes de nosotros, las palabras tienen una magia que logran alimentar el alma.

Reconocemos las ideas con las palabras, ponemos luz con las imágenes, soñamos con los amigos y disfrutamos con nuestros recuerdos

 

Tarta Sex de Tres Chocolates

Una experiencia irrepetible

beautiful-bed-bedroom-545043IMG_20180524_130546

Tarta de tres chocolates puro placer

Una experiencia que te transporta a otra dimensión, ingredientes sencillos, chocolate entre ellos, muy armonizados, el sabor en boca delicioso, la textura como un queso fresco, que cuando se parte descubre tres capas, simple no tiene misterio ni pretende ser una receta magistral, mas reúne el requisito básico, tienes unas ganas irresistibles de repetir.

Con el color de los tres chocolates al uso, chocolate puro, chocolate con leche y chocolate blanco,  que envuelve tan delicioso postre. Presentado con una sencillez que lo convierte en sublime, una porción individual que tuve el placer de saborear y compartir gracias al poco apetito de un amante, ávido de deseo, de caricias y ternura, mas que de deleitarse las papilas gustativas con tan soberbia obra de arte, creada en los fogones de una cuidada y reluciente cocina.

Bendito amante que prefirió probar otros manjares mas terrenales y dejó intacta esa tarta de tres chocolates, tentado con el placer que proporciona el contacto deseado de una penetración sin prisa, latente, profunda y reiterada por miedo a la ausencia de su amada, alejada por la distancia de lo correcto y por los años.

Tarta de tres chocolates, piel con piel.

Te aflora la sensibilidad gustativa y te sientes invadida por una corriente de deseo. Esa tarta aúna el color del amor, anhela el sentir de la pasión y la fusión de los dos amantes. Bendito amante que no probaste ese manjar de dioses y  marchaste sin cenar.

Continue reading “Tarta Sex de Tres Chocolates”