Ausencias

blurred-background-cellphone-communication-1092671 (1)Vivimos a un ritmo vertiginoso, corremos a por el tren, corremos a por los niños, un beso en la comisura de los labios y volamos a nuestro trabajo, tomamos un café y ni recordamos el nombre del camarero/a que nos lo sirvió, cronometramos los segundos que tardan en cobrarnos  la comida, ahora en el momento  en el que se nos descuadre un segundo ya es irremediable, llegamos tarde e ineludiblemente alguien ha de pagar el pato.

Ausencias, sí, las tenemos constantemente, quien no ha comido con alguien que está mas pendiente de su reloj de pulsera que del plato que va a saborear, plato que fue preparado por una persona y su tiempo. Quién no disfruta del famoso Ipad, o Iphone que es omnipresente en todos los hogares, en todas las comidas y hasta en todas las discursiones , como testigo mudo, ausencias en el momento que hablas con un interlocutor y mira sin ningún recato su móbil, lo que te indica que ya no intentes mantener una conversación sana porque el canal de comunicación ha sido sustituido por un aparato electrónico, y se te contestará lo mas rápido posible, o de la forma más sutil que haga compatible la atención al aparato electrónico  y la atención a su interlocutor. Ausencias en presencias.

La tecnología es fantástica para escabulirse de un interlocutor no deseado. Una pregunta no querida, sigilosamente miramos el aparato electrónico, o simplemente nos escabullimos para poder mirarlo, y así evitamos utilizar el habla.  Antiguamente se escapaban al bar y volvían ebrios, ahora la tecnología es fantástica. Una conversación de diez minutos equivale a un buen mobil y un par de segundos.art-beach-beautiful-269583

Antes las ausencias permitían recordar noches infinitas de besos. Caricias que recorrían la piel y erizaban cada poro que la forma. Manos que se entrelazaban y cuerpos que se deseaban y buscaban en la oscuridad. Yo tengo necesidad de tí se resume en una hermosa circunferencia, al margen todos los matices que colorean esa ausencia, de escucharte -aunque no te oiga, solo la melodia de la voz me devuelve al cielo- de tenerte entre mis brazos, de olerte,de sentir tu piel en mi piel, de hacerte el amor y mirar en tus ojos….de fundirte en uno aunque por la mañana todo cambie de color.

Hoy la tecnología nos trae la película mas erótica, si queremos deseo, la más violenta si necesitamos satisfacer un acceso rápido de golpear, la romántica si nos apetece una historia de amor, una comedia si preferimos reir …en un click podemos tener lo  que pidamos. Todo visual.

Viva la tecnología porque hemos perdido la emoción de sentir, el embeleso de dos labios que se anhelan, las miradas que se buscan porque se necesitan , los abrazos que se reconfortan porque dan calidez, las piernas que se entrelazan para poseer el cuerpo amado, ¡Viva la tecnología! ahora con un emoticono todo solucionado. Pueden elegir, con un ojo guiñado, con la lengua fuera, con un corazoncito… elijan se ahorraran el abrazo, la sonrisa, el seguir con la mirada , el buscar la caricia o el enojo, el hacer una broma, el sarcasmo, la ironía, la metáfora, incluso el pleonasmo. No hará falta ningún recurso estilístico.

En un click estará todo. Viva la tecnología. Eso sí ahorrará tiempo, mucho  tiempo……tiempo de amar… y podrá disfrutar de una placentera ausencia.